Aduanas, Retenciones y posibles soluciones.

Así como todas las personas somos muy diferentes los unos de los otros, cada país que habitamos lo es, al poseer una esencia, cultura y gobiernos propios, todas las naciones establecen políticas o normativas en todo aspecto de la vida productiva, tal es el caso del ámbito logístico que si bien sigue en constante evolución y crecimiento, cuenta actualmente con ciertos aspectos bien delimitados; para hacer valer sus políticas el gobierno a través de las aduanas se extiende en ubicaciones específicas a lo largo de su propio territorio, con la finalidad de procesar los ingresos y salidas, lo que facilita el tránsito correcto de cientos de mercancías al día; Uno de los aspectos fundamentales que los expertos en logística toman muy en cuenta es el tipo de regulación de cada país en cada punto de inspección aduanal ya que de esta forma se evitan ciertos problemas, en muchos casos en los que no se cuenta con el apoyo necesario o el conocimiento sobre regulaciones de este tipo, es posible que se sufra una retención de mercancía, por lo que identificar los aspectos fundamentales de un bloqueo en aduana es de gran importancia.

 

Códigos de tránsito en una aduana.

La correcta identificación del estatus de la carga es muy importante, esto se hace mediante el semáforo el cual ayuda a conocer de primera instancia las posibilidades que ciertas mercancías tienen de cruzar a través de la aduana

 

  1. Código verde: Si el semáforo está en este color, los términos son positivos ya que se vuelve posible mover la mercancía fuera de la aduana sin problema alguno, es el color que todos desean ver pero que lamentablemente no se logra tener siempre.

 

  1. Código naranja: Esta es una clara señal de alerta ya que aunque no es un estatus completamente negativo o absoluto en sí, ya permite vislumbrar una situación adversa, desde una simple aclaración hasta una falta de documentación, las situaciones que involucran este estatus, pueden tener implicaciones mayores.

 

  1. Código Rojo: El código rojo es aquel que nadie quiere de ninguna manera tener que enfrentar, sus implicaciones pueden ser graves puesto que el bloqueo en ciertas ocasiones es inminente, esto se traduce en largos retrasos y evidentes gastos extra.

 

Cuando una carga es retenida la situación puede traducirse en serias complicaciones, sin embargo no todo está perdido ya que según sea el caso, es posible llevar a cabo acciones que permitan recuperarla, por ejemplo para el caso de la falta de documentos existen plazos por lo general de 15 días para poder esclarecer el tema relacionado a un archivo;  cuando el bloqueo se da por completo, contar con un seguro de transporte internacional, puede en ocasiones ayudar en gran medida a superar este obstáculo y si el asunto es mayor la última vía suele ser una reclamación a nivel judicial la cual suele requerir varios días. Para poder evitar este tipo de situaciones adversas en aduana, es muy importante contar con el apoyo y asesoramiento constante de un forwarder especializado ya que gracias a los conocimientos que poseen sobre las normativas aduanales de cada país, son capaces de brindar un soporte crucial para evitar cualquier tipo de retraso o retención, facilitando en gran medida cualquier importación o exportación. Si usted está en búsqueda de una operación de logística internacional sin contratiempos, eficiente y efectiva en APR CARGO podremos apoyarlo.

No related posts found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *